Historias de éxito

Cómo accedimos a las Jornadas de Bioeconomía:

Como Decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Católica de Cuyo, recibo un correo del Secretario de Investigación y Vinculación Tecnológica de la Universidad Ingeniero Luis Jiménez, donde se me informa de la realización de un Simposio de Bioeconomía en la Universidad Nacional de Cuyo en la Provincia de Mendoza. Ante dicho requerimiento le informo que me parece interesante, pero que por las características del Simposio y ámbito de realización (facultad de Ciencias Económicas) no era pertinente nuestra participación. Para ser más objetivo, me pongo en contacto con el coordinador de Investigación de la Facultad y recibo la misma opinión, siendo evidente la escasez de información en ese momento de la dimensión referida al ámbito de la Bioeconomía. En ese sentido le informe que buscaría información al respecto para verificar si nuestra participación podía ser o no posible . A los pocos días recibo un llamado telefónico de San Juan en nombre del Ing. Luis Jiménez de alguien que había sentido nombrar pero que no conocía personalmente (Lic Emilio Polesman) el cual me realiza la invitación formal a participar del Simposio y me comunica que en breve me enviaría las temáticas sobre las cuales nuestra facultad podía participar. Le informo que cuando tuviera esa información definiríamos el alcance de nuestra participación, dado que hasta el momento no sabíamos realmente si lo podíamos hacer.

Ni bien recibo las temáticas (borrador del programa del Simposio) leo casi al final, el término “Ganadería a Secano” el cuál nos da pie para incluir el trabajo que veníamos desarrollando en la Provincia de San Juan, más precisamente en la Localidad de Encón. No dudé en armar un abstrac para enviarlo. Tal fue el entusiasmo que me pregunté en ese momento si podíamos armar otro abstrac de trabajo que estábamos terminando en San Juan, al Norte de la Provincia, en las Localidades de Iglesias y Jáchal sobre el Desarrollo de la Ganadería Bovina, que si bien no era estrictamente a secano, reunía algunas características de la problemática local de la producción bovina que era oportuno mostrar, desde su abordaje estratégico y resultados, con la participación directa de los productores a través de un proyecto que duró cinco años con la activa participación de la Facultad de Ciencias Veterinarias. Consultado nuevamente el Lic Emilio Polesman (organizador del Simposio de San Juan), me informa que le parecía interesante y que enviara ambos abstrac y mi CV.

Ante la situación que se venía desarrollando, en una reunión por temas estrictamente de la Facultad, el Coordinador de Investigación (Mg Gustavo Giboín) me consulta acerca de de cómo iba el “tema del Simposio”, a lo que le respondo que estaba armando los abstrac para enviarlos y ver si podíamos acceder o no. Además le informo que no solamente presentaría el trabajo que veníamos haciendo en Encón, sino que también el trabajo de Desarrollo Ganadero en Jáchal e Iglesia, a lo cual me respondió, “Ojala tengas suerte… si necesitas algo avísame!!!.Así fue que transcurridos unos días presenté ambos abstrac a la espera de una resolución de las autoridades de las Jornadas de Bioeconomía. Transcurrido una semana, recibo un llamado telefónico donde se me informa que no podía disertar sobre ambos contenidos, que debía elegir uno de ellos porque la organización así lo había definido, querían darle participación a otros disertantes. Ante tal requerimiento, les informo que si nos aceptan los dos trabajos, les enviaría el CV de quien iba a disertar sobre la otra temática, (envié el CV del Coordinador de Investigación de nuestra Facultad) además de solicitarle a la organización del simposio que me definieran el día y el lugar para nuestra logística interna. Ante este panorama, y la proximidad del Simposio, transcurridos unos días, el Coordinador de Investigación me comunica que le había llegado un correo informándole del día, lugar y tiempo que tenía para su disertación, lo cual asombrado y casi resignado le transmití que solo tenía que ponerse a preparar un power con las características y diseño que solicita la organización.

Así fue que el 23 de Septiembre llegamos a la Universidad Nacional de Cuyo y presentamos nuestras ponencias.


El día de la Presentación:

Al llegar a la Universidad Nacional de Cuyo, nos registramos y nos informan del Aula donde teníamos que disertar, un poco nerviosos por la magnitud del evento le propongo en ese momento al Coordinador que asistiéramos a una disertación de las que se estaban desarrollando, mientras nos llegara nuestro turno. Así fue que llegado el momento y una vez finalizadas (cerca de las 14 hs horario del almuerzo ofrecido por la Organización) nos dirigimos a una carpa donde se encontraban todos los expositores. Ni bien entramos y como todos estábamos identificados, se nos aproximan dos personas manifestando que nos buscaban ya que la temática expuesta había sido interesante y querían interiorizarse para ver que posibilidades había de presentar un proyecto conjunto. (Cabe recordar que al final de nuestra presentación, profesionales del Ministerio de Ciencia y Técnica de la Nación comentaron de las líneas de financiamiento disponibles para estos tipos de proyecto).

Así fue que una de ellas, la Dra Marcela Michaut, investigadora del Conicet de la Universidad Nacional de Cuyo que actualmente trabaja en el Instituto de Histología y Embriología de la Universidad (IHEM – CONICET) nos manifestó su interés por trabajar sobre biotecnología reproductiva en ganado caprino, área temática de la presentación al simposio a cargo del Decano de la FCV Méd. Vet José La Malfa. Si bien la Dra. Michaut manifestó que actualmente su trabajo se desarrolla en humanos, siempre tuvo interés en la aplicación de las biotecnologías en animales vulnerables, en este caso el ganado caprino. Se sumó además la Lic Patricia Tejo Riquelme de la Universidad Nacional de San Juan, donde se mostró muy entusiasmada en participar en la misma temática. Casi al finalizar el almuerzo nos contactamos con la gente del ministerio que estaba presente, fundamentalmente por el financiamiento de los proyectos y casi en términos desafiantes nos propusimos presentar a la brevedad un proyecto dentro de la temática para su financiamiento.

No pasaron más de 10 días y en oportunidad de tener que viajar a Mendoza por otro temas, acordamos una reunión entre las personas mencionadas para cerrar una idea de proyecto. Lógicamente como todo comienzo no podíamos definir una idea conjunta acabada, pero con el pasar del tiempo fuimos definiéndola y cerrando para cumplimentar con los procesos normales que esto requiere.

Antes de fin de año ya teníamos definida la IP, el formulario completo para enviarlo a Bs As, pero pensando que hasta Febrero Marzo no íbamos a tener repuesta por la proximidad de las vacaciones. Nuestra sorpresa fue grande cuando recibimos noticias favorables del ministerio siendo muy expeditivos ante nuestras consultas para desarrollar los ajustes necesarios y darle un cierre a la IP.

 

 

Conclusión: Se valora ante lo vivenciado desde aquel 23 de Setiembre del 2016 hasta el día de hoy, los espacios destinados a la vinculación y expresión de las realidades locales, y también aún mas, cuando los responsables de los ministerios se acercan a las realidades provinciales, se hacen partícipes necesarios para la resolución de los problemas . Si sumamos la oportunidad del financiamiento para los proyectos, la investigación y la extensión, se encaminan a ser verdaderos articuladores del desarrollo de nuestra región y de todo el país.

Actualmente hemos logrado el financiamiento para el Proyecto Conformación del Cláster Caprino Región Cuyo – Zona Tripartita Árida – Semiárida de mayor Concentración Caprina – Implementación de la Biotecnología Reproductiva en Ganado Caprino.

Saludos Cordiales.
José La Malfa.-